martes, 13 de julio de 2010

LA AMAZONIA ES AVATAR (*)


Por Máximo Kinast Avilés



Un año después del “Baguazo” (**), el economista Hernando de Soto publicó el artículo 'La Amazonía no es Avatar' avalado por el prestigio del Instituto Libertad y Democracia (ILD), que el mismo dirige.

Un amigo quechua, Ismael Soto, con unos 60 kgs de peso y 35 años de edad, me pregunto si era suficiente con darles a los amazónicos leyes, documentos e instrucción comercial para que pudiesen participar de las ventajas de la globalización.

Le respondí con la pregunta de si se sentía capaz de boxear y ganarle a Kina Malpartida, contando con zapatos adecuados, protectores de mandíbula, guantes, pantalón y camiseta reglamentarios, además de un curso intensivo de seis meses -teorico y practico- sobre las técnicas y leyes del boxeo. Curiosamente me dijo que NO, que estaba seguro de perder por paliza.

Entonces le pregunté: ¿Crees que los pueblos amazónicos, provistos de documentos de identidad y títulos de propiedad y entrenados en un curso de seis meses sobre comercio internacional, marketing, finanzas, costos, ventas, exportación, etc. estarían preparados para hacer negocios y conseguir beneficios teniendo como contraparte a titulados universitarios con un par de maestrías en Harvard?

Seamos claros, la primera proposición de boxear contra una campeona mundial, es una invitación al suicidio. La segunda es una forma artera de engañar a los pueblos originarios. Es una variante de cambiar cuantas de colores por oro.

Otro distinguido líder neoliberal, aunque ahora niega serlo, sino que se declara ‘liberal’***, me dijo en una ocasión que le extrañaba que yo quisiera limitar la libertad de empresa. Le respondí lo siguiente:

- Tu eres un hombre honesto que crees sinceramente en la más absoluta libertad de comercio, porque nunca has ido al hipódromo ni has estado en una carrera de caballos.

Le extrañó mi respuesta, porque le resultaba incomprensible, además de sorprenderle que yo supiese que nunca había ido a una carrera de caballos.

- No entiendo –me dijo- que quieres decir y no imagino como sabes que nunca he ido a un hipódromo.

- Muy simple, le respondí, porque estoy seguro de que no sabes lo que en hípica es el handicap.

- Vale, -me dijo- aciertas de nuevo, pero explícate mejor.

- En Hípica son unos pesos extra que se les ponen a los mejores caballos de modo que todos tengan las mismas posibilidades de triunfo. En el mercado, -añadí- todos compiten contra todos y pueden establecer alianzas. No hay equidad en la lucha por el beneficio si compiten dos o tres transnacionales asociadas en un holding contra el frutero de la esquina. En estos casos es imprescindible que el Estado regule las reglas del juego para que haya juego limpio, comercio justo y equidad. ¿Lo vas comprendiendo?

Hasta el día de hoy han pasado un par de años y el distinguido líder no ha encontrado una buena respuesta.

En mi opinión la Amazonía es Avatar y más aún, es un problema que nos concierne a todos los seres humanos, porque esa selva fabrica entre la cuarta parte y la mitad de todo el aire que respiramos, lo que nos deja sólo dos posibilidades:

1ª Privaticemos la selva y aprendamos a respirar entre un 25% a un 50% menos de aire. (No es posible deforestarla y reforestar. Lo ha demostrado James E. Lovelock, autor de ‘La Venganza de Gaia’).

2ª Defendamos la Amazonía todos los seres humanos que necesitamos aire para respirar, incluyendo el legítimo derecho de los pueblos indígenas a vivir como les de la gana. Ellos son ecologistas naturales.

No hay una tercera posibilidad. Eso del ‘desarrollo sostenible’ es una mentira mayor que ‘El Fin de la Historia’.

* Hace referencia al film Avatar de ciencia ficción estadounidense, escrita, producida y dirigida por James
Cameron.
** Baguazo se refiere a la masacre de indígenas ocurrida el 2009 cerca del pueblo de Bagua en plena selva
peruana amazónica.
*** Incluso hay algunos que no se autodenominan ‘liberales’, sino ‘progresistas’. Distintos nombres para más de lo
mismo.  Algo así como piñerismo o pirañismo. Da igual.

1 comentario:

  1. Pregunté a un líder awajuna que sucedería si durante un año entrena en Lima al economista Hernando de Soto para vivir en la selva y luego le da un arco y flechas y lo deja desnudo en medio de la Amazonía...
    Mi amigo awajuna pensó un poco y me respondió que quizás, Hernando de Soto podría sobrevir un dia, pero era seguro que en dos días estaba muerto.
    Tan muerto como un awajuna con papeles y un curso, pensé, compitiendo en el mundo globalizado contra una transnacional y sus asesores titulados en las mejores universidades del mundo.

    ResponderEliminar