miércoles, 12 de diciembre de 2012

MANIPULACIÓN E INGENIERÍA POLÍTICA

Por Mario Briones R.

Qué amerita en un diario como “El Mercurio”, dedicar sistemáticamente en el tiempo 5 páginas, (edición del 9 de Diciembre 2012), para escribir sobre las diferencias entre la DC y el PC y otros? O, ¿por qué la SONAMI (Sociedad Nacional de Minería) institución gremial que agrupa y representa en Chile a la actividad minera, publica sistemáticamente en dicho diario, que “las compañías mineras crean valor para el país y las comunidades locales”? Es el mecanismo de manipulación que usan para poner ideas en la mente de los lectores y en la población, que de otra manera “no existiría” en el pensamiento colectivo.



Es un mecanismo para desviar el pensamiento de los temas reales que aquejan a Chile, como la división de varias comunas de Santiago, con murallas de cemento para que pase un tren rápido, o el tema Agrosuper y el mal olor en Freirina, el Comité de Ministros que aprobó el proyecto termoeléctrico Punta Alcalde en Huasco, las protestas sociales, los estudiantes, etc.

Entre las expresiones famosas de Abraham Lincoln destaca aquella, “que el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo no desaparecerá de la Tierra”. Lincoln fue un líder republicano rodeado de toda una mitología, destacándose en aquella época su esfuerzo de cohesión de la Unión, debido a que estaba en juego la propuesta de un “Sistema americano”. La guerra civil, durante su presidencia fue una situación horrorosa ocurrida entre 1861 y 1865, que permitió a Lincoln recibir del Congreso poderes que ningún presidente anterior había ejercido; manejó fondos sin control del Congreso, suspendió el hábeas corpus, pudo arrestar opositores políticos (varios demócratas), miembros y grupos antibelicistas sin necesidad de órdenes judiciales previas, censurar a estos grupos en la prensa, sin embargo, no trascendió la idea de un Lincoln dictador, no obstante, el odio que llevó a su asesino a gritar en el momento en que le disparó a quemarropa, “¡Sic semper tyrannis!” (Expresión en latín que significa "así siempre a los tiranos"). Lo destacable de Lincoln fue el don de la oratoria y su “discurso” para concitar el apoyo público, movilizó con éxito a la opinión pública a través de su retórica y un manejo extraordinario del lenguaje, en esos años no existía el refinamiento de los estudios superiores.



He puesto un caso muy significativo y de conocimiento mundial y dos ejemplos locales para explicar la forma en que es bombardeada la mente de las personas. La hipótesis que está detrás de todo esto, en mayor o menor grado, es una especie de ingeniería política que utilizan las personas dedicadas a la política en forma innata como Lincoln, o aprendidas mediante diversas disciplinas que sirven para diseñar, guiar y gestionar por el “discurso”, las propuestas que debe asumir la población como si fueran de su propio interés. El discurso que podemos llamar también “relato”, aplica técnicas de diferenciación en los niveles estratégicos, tácticos y operacionales, donde se aplica para obtener poder, a través del cual se logran los objetivos personales y/o de los grupos a los cuales sirven.

Pero lo expresado no es una caja negra llamada “habilidades innatas o aprendidas” que se usa en la práctica política, en sus diferentes niveles, tiene bases teóricas, que comentaré brevemente.



¿Cómo se explica esta suerte de “debilidad humana” que utilizan los políticos y las poderosas corporaciones para dominar al mundo y a Chile?. Se estudian intensamente en post grados, Magister y PhD, en diversas especialidades, con la singularidad que todas ellas tienen una relación con el principio de la relatividad lingüística. Este principio, funciona de acuerdo a la hipótesis de Sapir-Whorf, como el efecto psicológico de la lengua materna en la variedad cultural. Sapir B. L. Whorf estableció observaciones en las personas, de cómo percibía estas diferencias lingüísticas en el proceso de razonamiento y comportamiento. En la actualidad, una visión equilibrada de la relatividad lingüística, es apoyada por muchos lingüistas sosteniendo que “influye en ciertos procesos cognitivos en caminos no triviales”. La investigación actual está centrada en explorar los caminos en los cuales el lenguaje influye en el pensamiento y hasta qué punto. Ello nos lleva hasta la científica cognitiva de la Universidad de Stanford, Lera Boroditsky quien hace una audaz afirmación, “que el lenguaje ha dado forma a la mente”.

En un reciente estudio analizó cómo dos grupos de personas, que perciben una ola de delincuencia en una ciudad, es descrita alternativamente como “una bestia” y en el otro caso, como “un virus”. Las metáforas diferentes en una narración por lo demás idéntica formadas fundamentalmente por diferentes interpretaciones de lo que pasó y de cómo intervenir, determinó que el grupo “bestia” se centrara en la presencia de la policía y en encerrar a los delincuentes, mientras que el grupo tratado “virus” propuso la reforma social para detener la propagación de la delincuencia. Uno de los hallazgos de Lera Boroditsky fue que los hispanoparlantes son menos propensos a recordar los agentes causales, de modo tal, que los accidentes se expresan en términos tales como “el jarrón roto” en lugar de “John rompió el florero”.



La trascendencia de estas observaciones están a la vista. En este principio, el idioma español determina un distanciamiento político, con expresiones tales como “Se cometieron errores” o cuando se dice, “las compañías mineras crean valor para el país” no suena disparatado decirlo así hasta que Ud., se hace la pregunta a quienes (de ése país) crea valor?, el sustantivo común “país” es muy ambiguo y luego la conclusión es que las “compañías” tienen dueño, y estos se llaman accionistas, de ése país se trata.



Pero lo ingeniería política, consciente o inconscientemente, se vale de otro elemento que ha investigado la neurología y se refiere a las “neuronas espejos”. Las neuronas espejos, ayudan a comprender las intenciones de los otros. La cognición social, desde esta perspectiva neurocientífica se define la capacidad para construir representaciones de las relaciones entre uno mismo y los otros, y para usar estas representaciones de modo flexible para guiar el comportamiento social, es la base de la empatía.

Las neuronas espejo son un tipo especial de neuronas que se activan cuando un individuo realiza una acción y también cuando observa una acción similar llevada a cabo por otro individuo. Todas estas investigaciones neurocientíficas dan lugar a otro frente de reflexión de enorme importancia por sus implicancias filosóficas: cómo se alteran conceptos tales como la voluntad, la libertad o la identidad, al encontrar los sustratos neurales de nuestras conductas e incluso de nuestros pensamientos.



Arturo Alessandri se refería al pueblo como su “querida chusma”. En uno de sus discursos desde un balcón de una casa, llegó a tal estado de efervescencia verbal, que tomó un abrigo y lo lanzó a la calle al pueblo en un gesto de generosidad, claro, el abrigo no era de él, era de Cornelio Saavedra que lo acompañaba en la campaña, pero fue el mismo Arturo Alessandri quién ordeno el 5 de septiembre de 1938, la masacre del Seguro Obrero donde murieron 59 jóvenes.



Lamentablemente no podemos incluir toda la teoría en dos páginas, pero, ¿qué nos dice todo esto en términos prácticos? Qué Ud. comprenda porqué el binominal sigue vigente y seguirá vigente mientras le sirva al oficialismo y a la oposición, no es un beneficio para el pueblo, para Ud. o para mí, es para los políticos y cuando se intenta un acuerdo para dirimir el asunto, inmediatamente surge la pretensión de ampliar el número de congresistas, para que nos “representen”. Amplían “su propio mercado laboral”.



También sirve para entender por qué la concertación perdió el gobierno y por qué la derecha va en camino de perder la opción de un nuevo período. La concertación perdió el gobierno cuando la ciudadanía fue descubriendo que el “discurso político” en favor de la ciudadanía y la democracia se disociaba al contrastarlo con la enorme riqueza que seguían acumulando los poderosos empresarios, los grupos políticos de derecha y las transnacionales instaladas en Chile, no era para el pueblo.

A Longueira no lo entendieron cuando hablaba del “relato”, hasta se rieron de él, pero su idea tenía un trasfondo científico y era buena. Debieron haber construido un relato que se pudiera “vender” a la ciudadanía para más de cuatro años, pero él no podía decirles que se trataba de un “cuento” necesario para alienar a la gente interesándola en ello. Y eso no tiene nada que ver con el programa real que debían ejecutar para enriquecer a los poderosos de derecha, el “relato”, debía servir de camuflaje para tapar el programa real. Fue lo que hizo la Concertación, pero con un “relato” que no era para 20 años, duraría mientras estuviera Pinochet, quién no sólo salió del gobierno, además se murió, se acabó el relato.



Ahora, aún no hay acuerdo para un “nuevo relato”, programa, plan País o como quieran llamarle, se trata de crear un “nuevo cuento” que tenga visos de realidad, porque para la próxima vez votaremos voluntariamente. Y ahí está el problema, cuando es voluntario, se necesita ser atractivo, real y creíble.

Entonces me dirán Uds. ¿cómo se resuelve esto? He venido sosteniendo en anteriores artículos sobre el diálogo social, y más aún, de la urgencia de conectar al hombre con el hombre, pero ese será tema para otro artículo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario