lunes, 20 de agosto de 2012

¿POR QUÉ MILLONES DE CHILENOS NO TENEMOS NADA Y USTEDES SE LO LLEVAN TODO?

Por Mario Briones R


La derecha está constituida por muchos individuos al estilo de Somerville. Son personas que creen que Dios les dejó la riqueza del país como una herencia eterna y exclusiva para ellos, son comisionistas oportunistas, cuyo único horizonte es cuidar los dineros de sus amos mayores, los extranjeros, permitiéndoles recibir el mismo tipo de monedas que recibió Judas.

Palabras como las de Somerville delatan el carácter como de un enviado divino, que lo lleva a decir, “¿Cómo es posible que la calle nos juzgue?, es inaceptable”, como diciendo... a nosotros, los genuinos descendientes del linaje, que venga la plebe de la calle y opine de asuntos que son privilegio o dominio de la alta investidura de ejecutivos de las empresas chilenas o extranjeras.

Individuos como él olvidan que el dinero al cual aspiran poseer los españoles, los US$ 3.158 millones de dólares para aumentar el capital para Enersis, casi un 13% del capital provendrá del esfuerzo de millones de trabajadores, que ahorran en fondos previsionales para su jubilación, y que ya existe una importante suma invertida en acciones de capital, que es de los trabajadores. En su inmensa egolatría, los empresarios, con el tiempo van olvidando el verdadero origen de esos dineros, y empiezan por asumir una fantasiosa mirada de creer que es producto exclusivo de su genialidad, la que hace todo, incluso predican de ética y moralidad de cómo deben comportarse los chilenos.

En septiembre se sabrán los nombres de las transnacionales a las que el gobierno les entregará la explotación del Litio, en licitación, a cambio de un 7% de royalty. Este hecho, tiene la misma estructura de pensamiento que lo anterior. El litio pertenece a todos los chilenos, no es de libre arbitrio del Sr. Sebastián Piñera, ni aún en su calidad de Presidente, tampoco es del subsecretario de Minería y menos aún de Julio Ponce Lerou, quién sin el reinado de su ex suegro, el dictador Pinochet, no tendría nada, menos a Soquimich con una concesión de 180.100 toneladas de litio, donde el subgerente es Patricio de Solminihac, hermano del actual Ministro de Minería, Hernán de Solminihac. El gobierno ha decidido licitar el litio a través de un dudoso Decreto Supremo del Código de Minería, para que vengan los extranjeros y se lleven el mineral, porque en palabras simples, Piñera ha dicho que, Chile no tiene la tecnología ni la capacidad para explotarlo directamente, y recibiremos una pequeña comisión.

La derecha vuelve a repetir lo que ha hecho siempre, vivir de aquello que otros producen, adueñándose de los bienes de todos los chilenos o desvalorizando el esfuerzo del trabajo. Lo hicieron con el salitre, reinstalaron la propiedad del cobre en las concesiones mineras para volver a traspasarlo a las transnacionales y han estado en constante acecho para darle el zarpazo y vender Codelco.

La derecha chilena atesoró el concepto del invasor español, de quienes aprendieron el despojo. Usando el servilismo lograron tener haciendas y provincias completas, cuyos límites eran la línea del horizonte que se pudiera ver, donde se explotaba a los esclavos. Crearon el concepto de país sobre la base de terratenientes poderosos que vivían en predios que no producían nada y por eso debió hacerse la Reforma Agraria. Nunca propusieron planes o proyectos para una patria desarrollada integralmente para todos sus habitantes, con un destino común de progreso y esfuerzo, porque su pensamiento siempre fue egoísta, individualista y excluyente. En estos días Brasil anunció una inversión extraordinaria en renovación y nuevas carreteras, puentes, ferrocarriles, y otras obras en infraestructura por US$ 66.000 millones de dólares. En Chile los dólares del cobre se invierten en la Banca extranjera.

En la segunda semana de agosto del presente año, tuvo lugar en Casa Piedra el Foro Anual de la Industria 2012, organizado por Asimet. Asistió el profesor y Director del Centro de Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard, Ricardo Hausmann, quién se paró en el salón principal, y no se guardó nada. Les dijo en su propia cara a José Ramón Valente del SEP (Sistema de Empresas Públicas), a Pablo Longueira Ministro de Economía, Fomento y Turismo, a Juan Andrés Fontaine economista y ex Ministro de Economía, a Hernán Cheyre vicepresidente ejecutivo de CORFO y a los empresarios asistentes, “Ustedes ni de minería saben”.

La ácida crítica del economista de Harvard al dogmatismo neoliberal de la economía chilena fue brutal para la acostumbrada soberbia de derecha, que no acepta escuchar nada contrario a sus ideas. Hausmann, les dijo fuerte y claro, “Ustedes ni de minería saben”. Con datos duros, empezó a desnudar “los mitos” del crecimiento chileno. Afirmó que somos ignorantes en desarrollo del conocimiento productivo y aseguró que ni de minería sabemos, pese a ser el principal productor de cobre del mundo.

Pero dijo más, que “el índice de complejidad económica, que entre otras cosas, mide el nivel de diversificación de las exportaciones nacionales, nos ubicamos en el lugar 78 en el mundo, en el entorno de países como Trinidad y Tobago o Jamaica, y muy lejos de los países que se nos parecen más en ingreso per cápita. “A pesar de que llevan un siglo de minería o más, no han aprendido en un siglo a hacer minería; o sea ustedes me explicarán por qué, pero no saben y pagan por no saber y, por tanto, no se benefician como Australia de desarrollar minería en Chile. Chile no se beneficia de desarrollar minería ni en el Congo”, disparó.

“No te conozco mucho”, le respondió el "Chicago Boy", el socio de Econsult y del SEP, José Ramón Valente, en una especie de inicio de respuesta que dio lástima y vergüenza ajena. De las respuestas de los demás, no vale ni la pena hablar, porque vuelven a repetir la misma monserga de siempre. Pero el, “Ustedes ni de minería saben”, pareciera que siguió retumbando en el gran salón del empresariado chileno de Casa Piedra, hasta que terminó la reunión, porque es una verdad más grande que la cordillera de Los Andes.

En tiempos en que el petróleo inicia o está próximo al declive mundial, cuando los grandes fabricantes de automóviles buscan desesperadamente fuentes de energía para sus autos, cuando la sobrevivencia humana depende de la energía para producir alimentos. Cuando el propio Evo Morales, Presidente de Bolivia a quién algunos en Chile miran despectivamente por no ser sofisticado como los chicagos boys, ha decidido que el litio será explotado por los bolivianos y para los bolivianos, encargando a las Universidades Bolivianas encontrar la tecnología, ya lo lograron y cuentan con ella. Aquí en Chile, un Presidente que se dice empresario como Piñera, líder de la derecha y gran defensor de la competencia, del mercado, ha dicho con su propia voz, que no tenemos la tecnología ni los medios para explotarlo, y ha decidido entregar el litio a los extranjeros, en un acto de cobardía política, que para el pueblo no tiene nombre.

Lo hemos dicho, la derecha no tiene un proyecto país ni una patria que pueda unir a los chilenos basado en un crecimiento equitativo, integrador y capaz de distribuir la riqueza entre todos sus habitantes, por el contrario, crea odiosidades, son comisionistas a tiempo completo que cobran por vender las riquezas del país o por hacer un informe en derecho a favor de las transnacionales. No tienen alma, viven en un permanente estado de inconsciencia que les evita recordar día tras día, lo que les grita el pueblo diariamente, ¿por qué millones de chilenos no tenemos nada y Uds. se lo llevan todo?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario