miércoles, 31 de mayo de 2017

SUMA Y SIGUE: DERROCHE TELEFÓNICO DE DIPUTADOS "SUPER CONECTADOS"


Una nueva auditoría ha comenzado el Poder Legislativo por gastos excesivos o simplemente derroches de dinero que pertenecen a todos los chilenos. Esta vez el punto neurálgico es la Cámara de Diputados tras descubrirse que el número de asesores de los parlamentarios no coincide para nada con el número de celulares que el poder Legislativo paga para estas funciones a través de las asignaciones parlamentarias.
Hoy se conocieron algunos nombres, entre ellos el del diputado Iván Fuentes (DC) que entregó cuentas de 27 celulares o líneas declaradas en 2016 por un monto de 11 millones de pesos (en 2015 rindió 21 celulares por un total de $15.391.915.).
En la lista de los “ultras conectados” figuran también  Karol Cariola (PC), Cristina Girardi (PPD), Daniel Farcas (PPD) y Gustavo Hasbún (UDI). A marzo de este año, las cifras son similares, por lo que la directiva de la Corporación dio plazo hasta esta semana para que los legisladores presenten declaraciones juradas sobre su uso de celulares. Cariola fue la segunda más gastadora con 9 millones de pesos en 2016. “Son teléfonos que están a disposición del trabajo territorial. Por ejemplo, tenemos un sistema de georreferenciación que requiere de un aparato móvil para ir identificando los lugares que vamos visitando”, dice Cariola. “Registramos las organizaciones con las que nos relacionamos, los compromisos asumidos, es la base de nuestro trabajo territorial, por eso tenemos un uso importante de tecnología”, añadió la diputada comunista.
Medida del Presidente de la Cámara
 “He tomado la decisión, como presidente, de exigir una declaración jurada de cada parlamentario respecto de sus líneas contratadas, determinando y notificando quién es el asesor que hace uso de cada línea”, dice Fidel Espinoza, presidente de la Cámara de Diputados y miembro del Partido Socialista (PS).
 “Esto va en línea con lo que ocurría antes con los pasajes liberados de avión, que terminaban siendo ocupados por cualquier persona que no tenía vinculación con la labor parlamentaria. Esa situación finalmente se ajustó y reglamentó de tal forma que hoy los pasajes no pueden ser otorgados a quien no esté en la planilla de contrataciones. Con los teléfonos queremos hacer lo mismo”, agrega.
En privado, en los pasillos del Congreso se acusa un mal uso de la asignación, pues habrían parlamentarios que financian líneas para familiares con cargo fiscal.
La tercera diputada con más líneas en 2016 fue Cristina Girardi, del Partido por la Democracia (PPD). Ese año el equipo de asesores de la parlamentaria fluctuó entre 10 y 12 personas, para 15 líneas activas. Situación distinta es la diputada Marcela Hernando, del Partido Radical Social Demócrata (PRSD), quien junto a Fuentes presenta una de las mayores brechas entre el número de celulares que reportó la Cámara (10 este año) y sus asesores (cuatro en 2017).
Después de Girardi, Daniel Farcas (PPD) y Gustavo Hasbún, de la Unión Demócrata Independiente (UDI), son los que más líneas registraron en 2016, con 14 y 13 móviles, respectivamente.
La nómina de la Cámara indica que el año pasado el mayor gasto por una sola línea lo generó la diputada Clemira Pacheco, del PS, con $2.341.398. Entre enero y marzo de este año la línea más cara es una del diputado Joaquín Tuma (PPD), con $1.555.519.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario