miércoles, 31 de mayo de 2017

De visita en Chile

PEPE MUJICA: NO HAY QUE ELEGIR A QUIENES LES GUSTE DEMASIADO LA PLATA

El expresidente de Uruguay, José Mujica, participó en Santiago de Chile  en el diálogo "El Futuro del Trabajo que Nosotros Queremos" organizado por  la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que tuvo como objetivo evaluar el futuro laboral en el continente americano.

Mujica, que es conocido por su sabiduría política compartió esta vez también con delegados de distintos sectores y países observaciones valóricas sobre la sociedad actual, que lo han hecho reconocido a nivel internacional.

Dijo, por ejemplo, que "no hay que elegir a los que les guste demasiado la plata, sino a los que sienten que los logros sociales son suyos, que creen en la política como una función de carácter colectivo”, indicó refiriéndose a la gestión electoral, seguramente en referencia a las elecciones presidenciales chilenas de noviembre.

¿Cómo pueden los trabajadores y sus organizaciones abordar los nuevos desafíos del mundo y construir el futuro del trabajo que queremos?, fue una de las preguntas abiertas que respondió el exmandatario.

“En el campo del trabajo el mundo va a vivir, creo, un futuro cataclismo. Las cifras publicadas son de terror: generar 600 millones de puestos de trabajo, con la expansión de la robótica, no es poca cosa”, advirtió.

“Vendrán luchas, me parece inevitable, luchas globales por rentas básicas. Al final el propio capitalismo tendrá que reponer, porque los robots pueden sustituir el trabajo de los hombres, pero no compran, así que si no te dan trabajo te tendrán que dar para vivir, para consumir”, opinó.

 “Ayer una señora me contó que le tomaba tres horas ir de su casa al trabajo y tres para volver; pará un poquito, es una condena, es de locos”, aseguró.

 “Nos toca vivir trastocados de los valores, en la cultura de la publicidad”, aseguró. “La vida humana siempre quiere triunfar, aunque no tengamos muy claro qué es triunfar. Para muchos es ser ricos, tener plata”, agregó.

Y añadió: “No culpemos a la gente que quiere comprar muchas cosas. No te queda tiempo para ser feliz, para ser libre; antes que nada debemos ser gigantescos consumidores, y hay que consumir más, sino se para la rosca”.

“Cómo me la voy a agarrar con la gente, que no tiene tiempo para política, ni para otra cosa, si tiene que vivir para trabajar y comprar, en el fondo hay una batalla cultural (…) no tiene la culpa el individuo, tiene la culpa la civilización”, sentenció.

 “Hay que navegar cortito”, dijo el expresidente, quien argumentó que si no puedes cambiar el mundo, puedes cambiar tu conducta en el mundo, en “como te paras frente a la vida“. “Hay una felicidad posible en este mundo, ser feliz no cuesta tanto, que no te engañen”, insistió.

Por último, Mujica sostuvo que “tener un mundo un poco más apacible es lo único que vale la pena, lo otro es diminuto en el universo”.

Suerte para los chilenos


  
"Yo le deseo la mayor suerte al pueblo chileno, pero no sé lo que va a pasar. Apenas entiendo un poco a mi país, cómo me voy a meter a razonar de esto. Tengo mi sentimiento de latinoamericano. Soy uruguayo, pero antes soy latinoamericano. Pertenezco a un país, pero en el fondo sé que pertenezco a una nación que está por hacerse que se llama la patria común latinoamericana”. 

 "Una sociedad no significa que estemos todos de acuerdo. La sociedad significa que hay que aprender a convivir teniendo diferencias y andar, respetarnos. Pero no hay que soñar con una sociedad en donde todos vamos a pensar el mismo catecismo y todos vamos a decir lo mismo. Eso no existe", recalcó. No obstante, concluyo diciendo que "yo lo que le deseo es ventura a la Presidenta y sobre todo a Chile, a ustedes". 

En medio del declive de las fuerzas de izquierda en la región, Pepe Mujica recordó que "la historia humana suele ser un péndulo, va a un extremo y hacia el otro. Nunca estamos muy conformes con lo que tenemos y después que hemos perdido el tiempo razonamos. Es aquel viejo dicho ‘todo tiempo pasado fue mejor’". "Dejen que vengan las derechas, que harán buena a las izquierdas", añadió.

Trump...."Socorro"!

En cuanto a su evaluación de los primeros meses de gestión del Presidente de EE.UU., Donald Trump, Mujica enfatizó sus convicciones. "¡Socorro! Yo lo definí como socorro. No creo que un país sea una empresa, un país es una multitud de empresas, chiquitas, grandes, medianas. Cada ciudadano es una empresa". "No se puede administrar un país como se administra una empresa. Un país no funciona a orden y mando. 

Un país es un conjunto de conflictos y hay que negociar y uno piensa A y después le sale B. A la gente no se la tropea, no es un montón de ganado que uno lo puede arrear y hacer lo que quiera, no", agregó. A su juicio, "un pueblo es una cosa mucho más complicada. 

Pero bueno, Trump va a pasar, todo pasa en este mundo". Crisis en Venezuela y Brasil El ex jefe de Estado uruguayo también abordó las severas crisis que viven dos países sudamericanos: Brasil y Venezuela. Sobre el primer caso, bromeó diciendo que "vamos a ver el próximo capítulo, esto es como una comedia turca en capítulos. Ahora nos falta a ver algún otro". En tanto, sobre la tensión política y social en el gobierno de Nicolás Maduro, Mujica indicó que "es triste la falta de dialogo que existe. Es muy triste y muy penoso". 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario