sábado, 6 de mayo de 2017

Almirante Enrique Larrañaga

UN FRAUDE FISCAL COMO EL DE CARABINEROS NO PODRÍA OCURRIR EN LA ARMADA
Edición Nº 1019

El comandante en jefe de la Armada, Enrique Larrañaga, afirmó hoy en el diario El Mercurio que “la  probabilidad de que ocurra en nuestra institución” un fraude fiscal como el de Carabineros o el del Ejército “es bajísima, aunque no me atrevo a decir que es cero, porque sería muy presuntuoso”.

"Hay un sentimiento de molestia cuando ocurre algo así, porque salpica a todas las instituciones de la Defensa", señaló el almirante, quien se apresta a celebrar los 200 años de la Armada de Chile, que en 2018, encabezará a las fuerzas marinas en el ejercicio Rimpac, que se realiza en Hawai y reúne a 27 países, más de 50 buques y 25 mil personas.

El comandante en jefe explicó lo qué han hecho para evitar los desfalcos que tienen a Carabineros y el Ejército en la mira del Ministerio Público, a cargo de las indagatorias que busca saber el destino de $17.500 millones, dineros del fisco y de todos los chilenos. El almirante dijo: "Nosotros tenemos una Contraloría de la Armada desde 1927. La probidad y la transparencia en la Marina es una condición que no se generó ahora, sino que ha sido histórica. Y esa Contraloría efectúa más de 60 auditorías en diversos procesos", expresó a El Mercurio.

Destacó además, refiriéndose a la Armada, “primero, la preparación ética y valórica de nuestro personal. Toda nuestra gente es profesional, técnico de nivel medio hacia arriba. En segundo lugar, tenemos alta rotación en los puestos, lo que dificulta este tipo de acciones. Poseemos mecanismos de control muy rigurosos y además cruzados", manifestó. Además puso su ejemplo su propia experiencia: "Desde que uno asciende a capitán de navío, tiene que hacer declaración de intereses y patrimonio. Por ejemplo, yo la estoy haciendo desde 2002".

El caso de la fragata Lynch

Si bien no se han conocido presuntos desfalcos en la Armada, sí debió enfrentar un caso que puso en tela de juicio las medidas de seguridad de una de sus embarcaciones, la Fragata Lynch. En ella, un grupo de marinos instaló cámaras para espiar a sus compañeras de navegación. La fotos y videos luego se compartían en grupos de Whatsapp interno. 
.
Hubo sanciones y expulsados. Larrañaga sale al paso de los cuestionamientos: "Es un grupo de cabos, de gente joven, que cometió esta falta a la disciplina, que es gravísima. Y que está hoy en proceso de sanción. Se vulneraron normas fundamentales para nosotros. 
.
Hemos sido claros, estas faltas no se aceptan en la institución, y quien las cometa, deja la institución". Aseguró que "estas investigaciones se iniciaron mucho antes de que salieran en la prensa. Y fueron producto de denuncias de miembros de la institución dentro del buque. Eso demuestra que los principios y valores están arraigados en gran parte de nuestro personal". "La filtración a la prensa, no sabemos por qué ocurrió; pero la Marina no informa todas las cosas que están en las fiscalías navales. Una vez que esto se supo, dimos toda la información que teníamos hasta ese minuto", señaló.


El almirante negó que este caso constituya un problema de la formación en la Armada: "Somos 26 mil hombres y mujeres. En estos casos, son 11 personas las involucradas. No lo trato de minimizar, pero siempre existe la posibilidad de que alguien se aleje de las normas, pese a la instrucción que se le haga". 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario