jueves, 28 de enero de 2016

LA CORRUPCIÓN EN EL MUNDO: MÉXICO ES EL MÁS CORRUPTO DE LOS PAÍSES OCDE Y DINAMARCA,  EL MENOS "CONTAMINADO"  


México es el país más corrupto de los 34 que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). En el índice de la Percepción de la Corrupción 2015 elaborado por Transparencia Internacional.

Los escándalos en la opinión pública como la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, la cuestionada esposa del presidente Enrique Peña Nieto y las diversas acusaciones contra gobernadores por casos de corrupción, no han permitido que el país avance en esta materia.
.
Al igual que el año anterior, el país volvió a ubicarse en el último lugar de las 34 economías que integran la OCDE y se ve  separado en  86 y 79 lugares de sus principales socios económicos Canadá y Estados Unidos.
.
Además, de acuerdo al informe, Brasil, cuya calificación empeoró 10% respecto a la del 2014, se encuentra 19 lugares arriba de México.

Diversos estudios de Transparencia Mexicana, que  colaboró en la elaboración del índice, prueban que la corrupción es el impuesto más regresivo en el país y un obstáculo directo para el acceso a los servicios más elementales para el desarrollo, como salud, educación, seguridad y justicia. A nivel de puntuación, México obtuvo 35 puntos en una escala que va de cero (altos niveles de corrupción) a 100 (bajos niveles de corrupción). En la edición anterior del índice obtuvo el mismo resultado.
.
El análisis elaborado por Transparencia Mexicana resalta que a pesar de que en 2014 y en 2015 el Congreso de México aprobó las reformas constitucionales que crearon los Sistemas Nacionales de Transparencia y Anticorrupción, ha sido imposible que dichos cambios tengan un efecto positivo en el Índice de Percepción de la Corrupción. Esto debido a los escándalos en los que se ha visto envuelto el Gobierno federal y los mandatarios de los Estados. En entidades como Sonora, Coahuila, Nuevo León, Tabasco y Guerrero, los gobernadores han sido involucrados en diversos casos de corrupción y han enfrentado señalamientos de enriquecimiento ilícito.
.

La organización dedicada al combate de la corrupción apunta que para reducir los niveles de impunidad y corrupción, México debe avanzar en una agenda legislativa que vaya más allá de la ley del Sistema Nacional Anticorrupción., tiene que aplicar con efectividad la ley antilavado que busca desmantelar las redes financieras del crimen organizado, y el poder judicial tiene que poner de su parte e implementar medidas que garanticen la independencia de los jueces. “México sólo podrá mejorar su calificación en este índice si se implementan las reformas en materia de transparencia y anticorrupción y muestran ser eficaces”, agrega.

La corrupción en América Latina


En el continente americano, el país que obtuvo la mejor puntuación es Canadá. En Latinoamérica, el país con la calificación más alta es Uruguay, mientras que la más baja fue para Venezuela y Haití. El último informe hizo bajar a Chile del primero al segundo lugar. En los resultados de este año destaca el caso de Brasil como el país que más posiciones ha descendido en el índice mundial, al empeorar cinco puntos respecto a la evaluación anterior. Estos bajos resultados se atribuyen al escándalo de Petrobras, que empujó a la población a salir a las calles en 2015.
.
Otro país latinoamericano que bajó ocho posiciones en el ranking es Guatemala tras la caída del presidente Otto Pérez Molina (acusado de corrupción).

El índice contempla la percepción de corrupción en el sector público en 168 países y se elabora a partir de las opiniones que emiten los expertos. Los países en las últimas posiciones del ranking se caracterizan por conflictos y guerras, gobernabilidad deficiente, instituciones públicas frágiles como la policía y el poder judicial, y falta de independencia en los medios de comunicación.
.
Entre los países que han tenido un mayor descenso en sus posiciones durante los últimos cuatro años se incluye a Libia. Australia, Brasil, España y Turquía. Los que han mostrado mejoras más sustanciales son Grecia, Senegal y el Reino Unido. A nivel global, Corea del Norte y Somalia mostraron el peor desempeño, con apenas 8 puntos cada uno, mientras que Dinamarca ocupó el primer lugar por segundo año consecutivo en el índice, ubicándose como el menos corrupto.
.
Los países en las primeras posiciones del índice presentan características comunes que son clave para obtener buenos resultados, como altos niveles de libertad de prensa, acceso a información sobre presupuestos que permite al público saber de dónde procede el dinero y cómo se gasta, altos niveles de integridad entre quienes ocupan cargos públicos, y un poder judicial que no distingue entre ricos y pobres, y que es verdaderamente independiente de otros sectores del gobierno.

El informe

El estudio, basado en la opinión de expertos del sector privado sobre la corrupción en el sector público, clasifica a 168 países y baja un escalón a España, hasta el puesto 36, con 58 puntos (dos menos que en el anterior índice). Según esta ONG, España se encuentra, junto a Libia, Australia, Brasil y Turquía, entre los países que han tenido un mayor descenso en sus posiciones en los últimos cuatro años, mientras que Grecia, Senegal y el Reino Unido son los que han mostrado mejoras más sustanciales.
.
A pesar que la corrupción sigue siendo generalizada, la ONG detecta en su nuevo índice “atisbos de esperanza” porque hubo más países que mejoraron su puntuación respecto a los que la empeoraron. “Es posible ganar a la corrupción si trabajamos juntos; para erradicar el abuso de poder y el soborno y sacar a la luz negociaciones secretas, los ciudadanos deben decir al unísono a sus gobiernos que ya han tenido bastante”, manifestó en un comunicado el presidente de TI, José Ugaz.
.
Por segundo año consecutivo Dinamarca, con 91 puntos de un máximo de 100 (que denotaría la ausencia total de corrupción), ocupa el primer lugar de la clasificación de los países más limpios, seguida de Finlandia, Suecia, Nueva Zelanda, Holanda, Noruega, Suiza, Singapur, Canadá y Alemania, que comparte la décima posición con Luxemburgo y el Reino Unido.
.
Por contra, los países en las últimas posiciones, además de conflictos y guerras, destacan por su deficiente gobernabilidad, unas instituciones públicas frágiles, como la policía y el poder judicial, y la falta de independencia en los medios de comunicación.
.
El Índice de 2015 muestra que más de dos tercios de los países presentan graves problemas de corrupción al no lograr el mínimo de 50 puntos, situación en el que está la mitad del G20 y todo el grupo de los BRICS (Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica). Más de 6.000 millones de personas, denuncia TI, viven en países con un nivel grave de corrupción.
Las regiones peor calificadas son el África Subsahariana y Europa del Este y Asia Central, seguidas de Oriente Medio y el Norte de África y América. En este último continente la disparidad es máxima, desde los 83 puntos que tiene Canadá, que lo colocan en la novena posición de la clasificación, hasta los 17 de Venezuela y Haití.
.
Brasil es además el país que más puestos ha descendido en el índice correspondiente a 2015, al empeorar 5 puntos y bajar siete posiciones, hasta el lugar 76. “El escándalo de Petrobras empujó a la población a salir a las calles en 2015 y el inicio del juicio en este caso podría ayudar a que Brasil ponga freno a la corrupción”, destaca TI.
.
En Europa y Asia Central, el panorama es de “estancamiento”, según la ONG, que señala que está “muy preocupada” por le evolución de países como Hungría, Macedonia, España o Turquía, “donde se ve que la corrupción crece mientras disminuye el espacio de la sociedad civil y la democracia”.
.
Como ejemplos positivos, la ONG destaca la labor de grupos e individuos en lugares tan diversos como Guatemala, Sri Lanka o Ghana que “trabajaron de forma intensa para expulsar a los corruptos y enviaron así un mensaje contundente que debería inspirar a otros a actuar con determinación durante 2016”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario