miércoles, 23 de abril de 2014

23-4-2014-KRADIARIO-N°894

DETERMINACIÓN EN MOSCÚ, PORFÍA Y TRAGEDIA EN DAMASCO

Por Martín Poblete

En nuestros anteriores artículos en Kradiario, proyectábamos las complejidades y riesgos en cualesquier intento  ruso por agitar tendencias secesionistas en las regiones del este de Ucrania colindantes con Rusia.  Los graves incidentes del sábado 19/4 con saldo de un número aún por precisar de muertos, confirman los riesgos cualitativamente mayores para Vladimir Putin de agitar  el quiebre de la unidad territorial de Ucrania, respecto de la virtualmente indolora anexión de Crimea.
.
Mas allá de su propia gravedad, los incidentes recientes plantean dudas acerca de la efectividad de los acuerdos alcanzados en la reunión de ministros de relaciones exteriores de Rusia, los Estados Unidos, Ucrania y la Unión Europea, en Ginebra.   La diplomacia occidental parece oscilar entre  gestos y palabras duras desde Washington y el cuartel general de la OTAN,  y el maniobrar cauteloso de las  cancillerías europeas;  de creer a las declaraciones del  Secretario de Estado John Kerry, del ministro de relaciones exteriores polaco Radoslaw Sikorski, y del vocero de la OTAN, habría  pronto fuerzas del Ejército  de los Estados Unidos en Polonia bajo la cobertura de la OTAN.
.
Desde Moscú se aprecia un mensaje de firme determinación.   Rusia rechaza cualesquier modelo de asociación formal entre Ucrania y la Unión Europea, y con mayor fuerza cualesquier intento de asociación entre Ucrania y la OTAN, para reforzar su posición mantiene una división blindada pesada y una división de infantería motorizada en su territorio a tiro de piedra de la frontera oriental de Ucrania; queda por verse si Rusia ignoraría el despliegue de soldados americanos en terreno polaco bajo el banderín de la OTAN, o habría respuesta en términos similares desde Kaliningrado.  Vladimir Putin ha demostrado ser un político  estratégicamente audaz y tácticamente flexible, revisionista respecto del orden fijado por el fin de la Guerra Fría,  sin olvidar ni perdonar la extensión oriental de la OTAN.
.
Para los ucranianos, lo fundamental es mantener la integridad territorial del país y llegar a la elección presidencial del 25 de mayo, ambos objetivos aparecen hoy en duda.  Se habla de una estructura federal para sus provincias orientales, pero por esos lados la idea federal no es la misma de la imperante en los Estados Unidos o Alemania, más bien  parece acercarse a cierta idea de regionalización todavía por aclarar.
.
Saliendo del Mar Negro, pasando por el Bósforo y los Dardanelos, llegando al Mediterráneo Oriental, la situación en Siria combina porfía fuera de toda racionalidad junto  a la mayor tragedia humanitaria de comienzos del siglo.
.
Las negociaciones entre las partes en conflicto, bajo los auspicios de Naciones  Unidas, resultaron en fracaso; el régimen gobernante de Bashir Al Assad desde Damasco rechaza reanudarlas , tal vez porque las cambiantes circunstancias en el terreno le serían favorables, pero esto es muy difícil de verificar en una guerra civil dónde el control de ciudades y regiones cambia de manos constantemente.
.
Resulta virtualmente imposible poder evaluar la situación humanitaria interna; de los refugiados fuera del país, algunas fuentes no del todo confiables hablan de un millón de refugiados sirios en Líbano, agregados a los casi dos millones en Jordania y el medio millón en Turquía.
.
Varios medios occidentales han informado de la decisión de los Estados Unidos, y del Reino de Arabia Saudita, de proveer algunos grupos de la insurgencia con misiles anti-tanques; esto podría ser un error, el régimen de Al Assad ciertamente pediría equipos capaces de contrarrestar el efecto de esas armas de su obvio proveedor a ese nivel, Rusia.
.
Ambas crisis en países distantes tienen sus implicancias para Chile, cualesquier empeoramiento  podría generar alzas especulativas en los precios del petróleo y del gas natural; en desarrollo relacionado, al estar Chile por dos años en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas,  su diplomacia será cortejada por las potencias directamente involucradas.
.
En este sentido el Canciller Heraldo Muñoz ha recibido, y aceptado, invitación a Washington formulada personalmente por el Secretario de Estado John Kerry; mientras se anuncia la pronta visita  del Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov,  en largo viaje por este lado del fin del mundo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario