miércoles, 23 de noviembre de 2011

EL “VOLCÁN” ÁRABE ESTÁ OTRA VEZ EN PLENA ACTIVIDAD

Egipto, Marruecos, Yemen y Siria están otra vez en plena actividad política y listos para emprender nuevos intentos revolucionarios ante la incapacidad de las autoridades de manejar la situación en forma negociada.

Son cuatro países que aparecen y desaparecen del mundo noticioso como si fueran volcanes que se activan cada cierto tiempo.

Quizá la situación más grave, después de Siria y Yemen, es Egipto, donde aumentaron a 32 los muertos durante cuatro días de protestas. Túnez es el país que muestra mayores avances en la ansiada democracia.

Egipto otra vez en llamas

Los policías egipcios seguían hoy lanzando gases lacrimógenos contra los participantes en la última protesta que se inició anoche.

El portavoz del Ministerio de Sanidad, Mohamad al Sharbini, dijo a la agencia EFE que las nuevas víctimas fatales se registraron en El Cairo, donde al menos treinta manifestantes han fallecido desde el sábado pasado en los choques contra la policía en la plaza Tahrir y también en las cercanías donde se ubica el Ministerio del Interior. Igualmente se han registrado víctimas en Ismailiya (este del país) y en Alejandría (norte).

Miles de personas prosiguen concentradas en la plaza Tahrir, a pesar de las concesiones anunciadas ayer por el jefe de la Junta Militar, mariscal Mohamed Husein Tantaui, como la celebración de un referéndum sobre la continuidad de los gobernantes castrenses.

En un comunicado, el Movimiento Jóvenes del 6 de Abril, uno de los instigadores de la revolución que derrocó al régimen de Hosni Mubarak en febrero pasado, anunció que van a proseguir con las protestas en Tahrir y en varias provincias hasta que no se cumplan una serie de peticiones.

Entre esas reivindicaciones se encuentra el anuncio de una fecha para las elecciones presidenciales que no sea más tarde de abril de 2012, el traspaso inmediato del poder a una autoridad civil, el establecimiento de un Gobierno de Salvación que represente a todas las fuerzas políticas y la investigación de los sucesos en Tahrir.

Sobre la reunión mantenida ayer entre la Junta Militar y varias fuerzas políticas, como el Partido Libertad y Justicia de los Hermanos Musulmanes, el Movimiento Jóvenes del 6 de Abril señaló que esas formaciones "no representan al pueblo y están dispuestas a vender todo para llegar al poder, incluso al mismo pueblo".

En su discurso de ayer, Tantaui reafirmó que los dirigentes militares no pretenden ser una "alternativa a la legalidad que desea el pueblo" y no buscan perpetuarse en el poder.

"No ambicionamos el poder y estamos dispuestos a entregar inmediatamente la responsabilidad y volver a nuestra misión original, que es la defensa de la patria, si el pueblo lo decide mediante un referéndum, si la situación lo requiere", dijo Tantaui, sin ofrecer más detalles.

Además, el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas y los partidos políticos egipcios acordaron ayer la formación de un Gobierno de salvación nacional con todas las prerrogativas y la celebración de elecciones presidenciales antes del 30 de junio.

Elecciones legislativas en Marruecos

Marruecos se juega su credibilidad política en las elecciones legislativas del próximo viernes si la participación no alcanza o supera el 37% de los comicios del 2007. Adelantadas diez meses por el rey Mohamed VI respecto a la fecha prevista, estos comicios se celebran en unas condiciones peculiares respecto a otras citas con las urnas. Las primaveras árabes han llevado a un otoño caliente, que puede ser un invierno gélido en países como Siria, Egipto o Yemen. Las legislativas son la culminación de un proceso de reforma constitucional puesto en marcha por el propio monarca y aprobado en julio pasado.

Aprisa y corriendo se ha formado una coalición contranatura de ocho partidos (el G-8) para hacer frente a los islamistas del Partido de la Justicia y el Desarrollo (PJD) que, temen, ganarán los comicios, informó el diario La Vanguardia de España. La abstención también será la clave para conocer el poder de convocatoria de la heterogénea oposición del Movimiento 20-F (desde el islamismo de Justicia y Caridad hasta los comunistas) y que llama a la abstención.

Gane quien gane, la ley electoral está hecha para que nadie obtenga una mayoría que le permita gobernar en solitario, sino que necesite buscar apoyos en otras fuerzas políticas. Así lo advierten fuentes oficiales. "Es un signo de la buena salud de la democracia marroquí", añaden.

"Hay un paisaje político balcanizado; sólo en Tánger se presentan 22 listas", explica Abdel Ilah Abbad, periodista independiente que escribe el blog Marocution. "Aquí –asegura– las coaliciones no tienen candidaturas únicas y los problemas de protagonismo ya empiezan durante la campaña. Si ganan se pelearán por ocupar las carteras ministeriales".

Varios analistas marroquíes coinciden en señalar que esta ha sido una coalición "inducida desde arriba", como lo fue la formada por Fuad Ali al Himma, el brazo derecho del rey, en las anteriores elecciones legislativas.

Las últimas reformas políticas se pusieron en marcha como un intento de Mohamed VI de evitar que la primavera árabe marroquí, el Movimiento 20-F (así llamado porque la primera gran manifestación de protesta se produjo el 20 de febrero pasado) se le fuera de las manos.

El monarca no hizo ninguna mención al 20-F en su discurso del pasado 9 de marzo, cuando anunció la sexta reforma de la Constitución. Para llevarla a cabo nombró una comisión en la que había, entre otros, figuras destacadas del mundo académico, jurídico y político. Según declararon en su momento a este diaro algunos integrantes de dicha comisión, habían trabajado con total libertad, sin limitación alguna.

Mandatario yemeni en serias dificultades

El presidente de Yemen, Alí Abdalá Saleh, llegó hoy a Riad para asistir a la firma del acuerdo auspiciado por los países del Golfo Pérsico para el traspaso del poder, informaron hoy fuentes del Gobierno yemení. Saleh, según la televisión oficial yemení, acudirá a la firma del plan de los países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) y del protocolo para su aplicación, pero no precisó que el mandatario lo vaya a suscribir él mismo.

La televisión tampoco mencionó si el vicepresidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, en quien Saleh delegó el pasado septiembre la autoridad para rubricar esa iniciativa, ha viajado a Arabia Saudí. El enviado especial de la ONU para el Yemen, Yamal Benomar, confirmó ayer que el gobernante Partido del Congreso Popular General (PCPG) y la oposición yemení habían alcanzado un acuerdo sobre el plan del CCG para la renuncia de Saleh.

A finales de abril pasado, el CCG -integrado por Arabia Saudí, Omán, Qatar, Kuwait, Emiratos Árabes Unidos y Bahrein- diseñó una propuesta para resolver la crisis en el Yemen, que desde el pasado 27 de enero es escenario de protestas contra Saleh. El plan estipula que Saleh traspase el poder al vicepresidente en un plazo de 30 días tras la firma de la iniciativa, y que se celebren elecciones dos meses después.

Túnez avanza a favor de una nueva Constitución

La Asamblea Nacional Constituyente tunecina, elegida el pasado 23 de octubre en las primeras elecciones tras la caída del presidente Zine el Abidine Ben Alí, inauguró hoy sus sesiones parlamentarias.

Tras el himno nacional, cantado de pie por los diputados, se procedió a la lectura de la azora coránica de la Fatiha, que se suele leer en ocasiones importantes, y el presidente interino, Fuad Mebazaa, inauguró oficialmente las sesiones.

Esta previsto que en la sesión de hoy se elija nuevo presidente del país, del Gobierno y de la propia cámara.

Siria espera sanciones económicas

Presidente Bashar al Assad 
La Liga Árabe, que ha hecho suya la posición de Occidente y de la oposición siria, se dispone a anunciar una primera tanda de sanciones económicas después de que Damasco rechazó la entrada de observadores por considerar que la misión extranjera habría limitado su soberanía.

El periódico saudí Al Iqtisadiya citó al vicesecretario de la Liga Árabe para los asuntos económicos, el saudí Muhammad al Tawyiri, diciendo que en los próximos días ese organismo panárabe adoptará fuertes sanciones contra Damasco, entre las que figuran la limitación de viajes de personalidades del régimen, la congelación de sus patrimonios en los bancos árabes, la limitación de las transferencias bancarias, la paralización de proyectos conjuntos con el país, limitaciones comerciales y la suspensión de Siria en el mercado de libre comercio de los países árabes.

Entre tanto, el ministro de Exteriores ruso, Segei Lavrov, criticó ayer la actitud occidental de poner trabas para que la oposición siria en el exilio negocie directamente con el presidente sirio Bashar al Asad. La oposición y los países occidentales alegan que han perdido la confianza en el presidente sirio y exigen su dimisión sin condiciones, lo que hace que la situación se encuentre en punto muerto desde hace tiempo.

Lavrov estableció una comparación en la que igualaba la violencia que utiliza el Ejército y la que utilizan los grupos armados rebeldes, que durante los últimos meses han intensificado sus ataques y que, según Damasco, lo habrían hecho con armas que entran de contrabando desde varios países vecinos, especialmente Líbano.

El ministro ruso también criticó los llamamientos de ciertos países árabes y occidentales a que el Consejo de Seguridad se pronuncie a favor de la protección de los civiles, recordando que este mismo paso se dio en Libia y con él se justificaron acto seguido los bombardeos de la OTAN.

Mientras tanto, en un incidente que complica las ya tensas relaciones entre Siria y Turquía, un grupo de militares sirios abrió fuego ayer contra un grupo de ciudadanos turcos que viajaba en un autobús que regresaba a su país de origen tras una peregrinación religiosa a Arabia Saudí. Dos personas, incluido el conductor del autobús, resultaron heridas en este incidente que se produce cuando las relaciones entre los dos países atraviesan por un difícil momento a causa de la beligerante actitud del gobierno de Ankara para con el régimen de Al Asad.

El incidente ocurrió en un control militar cerca de Homs, una de las ciudades donde la revuelta contra el régimen ha sido más visible. Tres autobuses turcos que viajaban juntos estaban detenidos en el control cuando los soldados comenzaron a insultar al primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, y abrieron fuego contra uno de los autobuses.

La primera respuesta de Ankara llegó inmediatamente de la mano del presidente Abdullah Gul. "En esta época, los regímenes autoritarios o de un partido ya no son aceptables, en primer lugar, para el pueblo de ese país, pero tampoco para la región y el mundo", señaló Gul, mientras noticias procedentes de Siria indicaban que al menos 12 personas habían fallecido en el país durante la jornada de ayer como consecuencia de una represión que cada vez cuenta con menos apoyos internacionales.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario