jueves, 15 de enero de 2015

POLÍTICA
LAS COMPLEJAS REFORMAS DE MICHELLE BACHELET
Por Walter Krohne


El gobierno se ha especializado en hacer lo más rápido posible todo lo que la gran masa de chilenos rechaza terminantemente o no quiere que sea aplicado por ahora en la estructura política chilena. La reforma de la educación es la que más problemas ha causado en este sentido y la pregunta se plantea una y otra vez: ¿Por qué terminar con los colegios copagos cuando cumplen plenamente, en su mayoría,  con su labor educacional? ¿No está acaso el problema en la falta de fiscalización, en la aprobación de nuevos planes de estudio y en el mejoramiento de la plantilla de profesores?
.
Sin embargo el Gobierno insiste en que esto no es así, lo que origina fuertes sospechas sobre el involucramiento del Partido Comunista en toda esta iniciativa, lo que está obstaculizando los planes para lograr un resultado que sea aprobado por una gran mayoría de los chilenos. No hay que olvidar que el Colegio de Profesores y otros gremios relacionados son controlados por comunistas, que luchan para obtener las mayores ventajas posibles en la gran reforma, así como sectores de la derecha, como Amplitud,  han presionado para sacar ventajas  en reformas como el binominal, específicamente  en el tema de bajar los requisitos para crear nuevos partidos.
.
La reforma laboral es también un tema que se podría haber dejado para más adelante porque, aunque el Gobierno diga lo contrario, los expertos, no sólo los de la oposición de derecha sino muchos técnicos como también los empresarios, han dicho hasta el cansancio que así como están las cosas, su aprobación causaría serios problemas en la cuestión de creación de nuevos empleos, como también en su momento se hicieron las advertencias necesarias sobre los efectos que tendría la reforma tributaria en la clase media, como ya se está viendo en el mercado con algunos impuestos nuevos a los automóviles cero kilómetro (ha hecho aumentar los precios, también por el alza del dólar, entre 13 a 14% desde 2014), por ejemplo, viviendas nuevas o distintos productos del sector alimentos en los supermercados, lo que no asegura al final de cuentas un financiamiento real y absoluto para mejorar la educación en Chile . Esto se agrava aún más con la caída en picada del precio del cobre, el sueldo de Chile.
.
Pero donde el Gobierno y Nueva Mayoría han actuado sin ninguna “vergüenza” ha sido en la reforma del binominal lo que significa un aumento de 45 nuevos parlamentarios (35 diputados y 12 senadores),  cuando en varios países desarrollados se busca justamente lo contrario, reducir el número de representantes del pueblo para orientar los fondos “excesivos” a otras instancias que mejoren la calidad de vida de la gente. Este incremento le significaría al Fisco chileno un gasto de  unos 360 millones de pesos mensuales (dieta y algunos gastos representativos) lo que llegaría  a unos  4.320.000.000 millones de pesos anuales. Si tomamos la operación matemática que hizo la biblioteca del Congreso el resultado es muy superior: senadores y diputados ganaban en 2014 un máximo de 8.605.477 pesos mensuales. Esto más el presupuesto para gastos operacionales como bencina, auto, sede, además de personal de apoyo y asesorías externas, da un total de 23.066.777 de pesos mensuales por diputado, y 29.199.069 de pesos mensuales por cada senador. Por lo tanto, el total anual para 35 diputados y doce senadores extra es igual a 13 mil 601 millones de pesos, aproximadamente.
.
Los cientistas políticos sabemos que la democracia, para ejercerla como corresponde, es muy cara, pero el problema se presenta cuando los fondos necesarios no están disponibles. El senador Ricardo Lagos Weber decía ayer por televisión que el Parlamento deberá encuadrarse en el presupuesto que fije el Estado a fines de cada año...¿qué hará si no le alcanza? 

Este es el punto negro de una reforma que era necesaria realizar porque el binominal es injusto e impide que independientes y militantes de partidos pequeños puedan llegar al Parlamento. Este sistema es perverso y antidemocrático porque permite que un candidato pueda ser derrotado por otro con una votación a veces mucho menor.
.
Sin embargo, el cambio aprobado ha sido justificado con el argumento de la existencia de una  subrepresentación parlamentaria  respecto del número de habitantes en regiones. Esto, en la práctica, no resolvería el déficit de la calidad parlamentaria, porque el aumento de los escaños no asegura en ningún caso que los nuevos rostros que lleguen al Congreso sean realmente competentes y con iniciativas que permitan impulsar y mejorar proyectos que se traduzcan en mejoras regionales, económicas y sociales concretas para sacar al país y a su gente del actual retroceso en que se encuentran.
.
Como se ha visto desde ayer en declaraciones de especialistas y del público en general  el aumento de los escaños es uno de los aspectos más cuestionables de la iniciativa del Ejecutivo, porque más bien parece estar pensado a fortalecer la posición política futura de Nueva Mayoría, que le podría asegurar una leve mayor votación en las próximas elecciones parlamentarias, estrategia que ha sido rechazada con fuerza por los críticos. Sin embargo esta opinión no es unánime y se basa en los últimos resultados electorales “históricos” registrados en Chile.
.
Otra falencia es que la fusión de varios distritos para diputados, con lo que se explica el aumento del número de parlamentarios (Región Metropolitana,  Valparaíso, Biobío y la Araucanía), no se termina totalmente en sectores del extremo sur y norte con la elección de dos legisladores (Aysén, por ejemplo) como es ahora.
.
Además se agrega que entre hombres y mujeres debe haber una relación 60/40. Es decir el número de postulantes hombres no puede ser superior al 60% del total de candidatos o viceversa, lo que genera una incompatibilidad con el sistema de elección primaria, que se utiliza, a veces, para definir internamente en cada partido los candidatos que se presentarán en la elección. Todo este sistema no permite que quienes se presenten a candidatos  sean los mejores en cuanto a conocimientos y responsabilidad y no se limiten a ser sólo buenos  “operadores políticos”. La preocupación es también muy fuerte en el caso de las mujeres que se sientan muy interesadas en postular, especialmente por los ingresos económicos y otras ventajas que recibirían como parlamentarias, pero que carezcan de los conocimientos y experiencias políticas requeridas, muy necesarias para el país.
.
Algo bueno parece ser que en las elecciones parlamentarias los partidos políticos no podrán formar subpactos (no podrán conformar alianzas dentro de una lista de candidatos para potenciarse mutuamente.Sólo podrán realizar subpactos un partido e independientes).  En el fondo, esta medida es producto de la presión ejercida por la Democracia Cristiana, por el temor de que en un escenario con subpactos y alianzas el eje de la izquierda del bloque oficialista se pudiera agrupar y arrastrar para si una mayor cantidad de votos, lo que al final perjudicaría el futuro político falangista. Esto suponiendo que la DC concurra a la elección separada de la actual coalición.
.
En estos diez meses intensivos de proyectos y debates se ha originado una cierta frustración entre la  gente y el electorado en general por la forma acelerada en que ha actuado Nueva Mayoría para poder  asegurarse rápidamente  la aprobación de las reformas políticas, para así  despejar el camino del futuro cercano. El avance real de la gente en cuanto a servicios, ajustes de sueldos, empleos,  y servicios de  salud no parecen estar por el momento en la agenda corta.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario