miércoles, 22 de junio de 2011

Fuertes presiones europeas sobre Atenas - Analistas escépticos sobre la capacidad de Grecia para pagar € 340.000 millones

Europa mantuvo hoy  la presión sobre Grecia para que implemente duras medidas de austeridad, después que el Gobierno superara un obstáculo clave para evitar el primer impago de deuda soberana en la historia de la zona euro.

Pese a las fuertes protestas, el Gobierno del primer ministro George Papandreu (foto derecha)ganó una moción de confianza en el Parlamento por 155 votos frente a 143 con dos abstenciones y se prepara para aprobar un nuevo programa de ajuste exigido por sus acreedores para entregar nuevos fondos al país. 

A nivel europeo había un gran alivio por el éxito de la votación, pero los líderes de la región ahora apuntan a que Grecia supere un obstáculo aún más difícil: la implementación de reformas rechazadas por gran parte de la población.

"No hay alternativa. Tenemos un plan y ahora es el momento de actuar en consecuencia. Es el momento de aplicarlo. No hay plan B", dijo la portavoz de la Comisión Europea, Pia Ahrenkilde-Hansen, en una conferencia de prensa.

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo que Grecia debería privatizar de manera más agresiva las firmas estatales y mejorar su recaudación de impuestos. La líder germana señaló además que el voto de confianza era un paso importante pero que el país debía encarar las reformas acordadas. Tras haber incumplido ya objetivos acordados en su primer rescate de hace un año, Atenas necesita las reformas para seguir recibiendo esos fondos y garantizar un segundo rescate valorado en unos 120.000 millones de euros.

El nuevo plan a medio plazo prevé recaudar 50.000 millones de euros vendiendo firmas estatales e incluye 6.500 millones en consolidación fiscal del 2011, casi duplicando medidas existentes que han ayudado a prolongar una profunda recesión a su tercer año.

La mayoría de los analistas siguen escépticos sobre la capacidad de Grecia de saldar su enorme deuda pública de 340.000 millones de euros, 1,5 veces su producto interior bruto anual y más de 30.000 euros por cada uno de sus 11,3 millones de habitantes, incluso si se aplican las reformas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario