miércoles, 7 de junio de 2017

LUKSIC PIERDE 104 MILLONES DE DÓLARES TRAS "QUIEBRA" DEL BANCO POPULAR ESPAÑOL  


El millonario chileno Andrónico Luksic debe asumir una pérdida de al menos cien millones de dólares tras el colapso del Banco Popular Español, del cual había adquirido recientemente el 3 por ciento de sus acciones, hecho que se conoció hoy en España.
.
Como una forma de rescate y salvavidas, el Banco Santander pagó simbólicamente un euro por el capital social del Español, para salvarlo de la quiebra inminente.
.
El sexto banco español se encontraba en caída libre y las autoridades europeas habían decidido intervenir para evitar su liquidación. 


El resultado es que el Banco Santander se ha convertido como solución de emergencia en propietario al 100% del Banco Popular por el precio simbólico de un euro, pero su coste es mucho mayor. La entidad que preside Ana Botín ha anunciado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) una ampliación de capital de 7.000 millones de euros "que cubrirá el capital y las provisiones requeridas para reforzar el balance del Banco Popular".

El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, ha manifestado que la operación se ha producido con total transparencia y "es una buena salida para la entidad, dada la situación a la que había llegado en las últimas semanas, ya que implica máxima protección a los depositantes y la continuidad de la actividad". De Guindos ha valorado además que la maniobra se ha realizado sin usar fondos públicos y "sin que se produzca un eventual contagio entre riesgo soberano y bancario, como ocurrió en épocas pasadas".
.
La operación sorprende por la pequeña cuantía que paga la entidad de Botín por el banco que hasta ayer dirigía Emilio Saracho. El euro, en realidad, es un precio simbólico. Pero el coste para el banco es mucho mayor: hay que tener en cuenta la valoración real del Popular y las nuevas exigencias de capital.

El banco llega con una carga que supondrá unos costes al Santander, que debe reforzar su propio capital para asumirlo. El Santander ampliará el  capital en 7.000 millones para digerir la compra del Banco Popular por la mínima scuma de un euro debido a su  inviabilidad y los 3000.000 accionistas del Popular perderán toda su inversión.

No es la primera vez que la compra de un banco se hace por un simbólico euro. El Sabadell también compró por un euro en 2012 al Banco CAM. Y ya ocurrió algo parecido en 2012 cuando el BBVA compró por un solo euro Unnim. Pero en esos casos, además, las entidades recibieron o bien ayudas públicas o al menos garantía para asumir ciertos procesos judiciales que después pudieran abrirse. Santander, por el contrario, ha asegurado que no tendrá ningún tipo de garantía pública sobre la operación o sobre futuros problemas judiciales que se puedan generar., publicó El País.

La Junta de Supervisión del Banco Central Europeo (BCE) explica en un hecho relevante que "ha recibido la valoración realizada por un experto independiente, a los efectos de lo previsto en el mencionado precepto. De la referida valoración resultan unos valores económicos que en el escenario central son de 2.000 millones de euros negativos y en el más estresado de 8.200 millones de euros negativos". Por eso, el Santander ha anunciado que lanzará una ampliación de capital de hasta 7.000 millones para cubrir las pérdidas del Popular y restablecer el nivel de capital de máxima calidad tras integrarlo en su balance. El coste de eso, claramente, no es de un euro.

Los actuales accionistas del Popular se quedan, por tanto, sin el banco por decisión ejecutiva del Mecanismo Único de Resolución (MUR) de Fráncfort a instancias del Banco Central Europeo. Según un comunicado desde la ciudad alemana, el Gobierno español está de acuerdo a través del fondo estatal FROB.

"El MUS (Mecanismo Único de Supervisión) y la autoridad nacional española FROB han decidido que la venta era de interés público puesto que protege a todos los depositantes del Banco Popular y garantiza estabilidad financiera", afirma. La razón es que debido a sus tensiones de liquidez, el Banco Central Europeo ha determinado que "el Banco Popular estaba fallando o con probabilidad de fallar", señala, en contraste con "la tranquilidad absoluta" que mostró el Gobierno español la semana pasada.

De hecho, Elke König, la jefa del MUR, ha apuntado que la decisión final de compra se ha tomado hacia las 06.30 de esta mañana ante la constatación de una "falta de liquidez que ha forzado los tiempos. No podíamos esperar al fin de semana".



No hay comentarios.:

Publicar un comentario