martes, 6 de junio de 2017

Columna del periodista Fernández

INFANTILISMO ELECTORAL

Por Enrique Fernández


Ha observado usted el nivel infantil que envuelve a los candidatos presidenciales? Desconocen acuerdos internacionales, poseen información privilegiada sobre el espionaje electrónico en la Sofofa, tienen una singular teoría sobre lo que es el terrorismo y carecen de un programa de gobierno, a menos de un mes de la elección primaria.

– Yo no he estudiado el Acuerdo de París –admitió el candidato independiente de la derecha Manuel José Ossandon, en la última edición dominical de “Tolerancia Cero” que transmiten Chilevisión y CNN Chile. “No recuerdo si voté a favor o en contra”, agregó el senador, consultado por la forma en que votó cuando el Senado tuvo que pronunciarse sobre este acuerdo internacional.

– Si uno es Presidente no tiene por qué ser experto en todo –se justificó Ossandón, aunque su desconocimiento del tema resultó sorprendente. El Acuerdo de París tuvo especial relevancia durante toda la semana anterior, luego que el presidente Donald Trump retiró a Estados Unidos de ese convenio mundial que busca disminuir las emisiones de gases hacia la atmósfera, para atenuar el cambio climático. Un fenómeno que Chile conoce y que estuvo presente durante los devastadores incendios de bosques del último verano. Si es preocupante que un candidato presidencial ignore un asunto tan trascendente, es aún más alarmante que ignore temas de la actualidad que aparecen todos los días en la prensa, la televisión, la radio y las redes sociales.

Y si de alarmas se trata, un inesperado revuelo desató el ex presidente Sebastián Piñera, que aspira a un segundo mandato con el apoyo de otro sector de la derecha en la alianza “Chile Vamos”. Consultado en Canal 13 por el espionaje electrónico y los micrófonos descubiertos en las oficinas de la Sofofa (Sociedad de Fomento Fabril), el candidato lanzó una asombrosa interpretación: Afirmó que éste no es un caso de espionaje industrial o político como el que conoció en carne propia en 1993, cuando por primera vez quiso ser candidato y buscó sacar de ese camino a la entonces joven Evelyn Matthei. Tras los micrófonos en la Sofofa, según sostuvo, hay un conflicto sentimental de “relaciones de pareja”.

– Yo tengo la impresión de que este caso va a tener un vuelco total, porque la información que yo tengo es que esto no se trata de espionaje político ni industrial, que es una cosa mucho más doméstica, que tiene que ver con relaciones de pareja -dijo Piñera, provocando un vendaval.

– Sanguchito de palta, que lo aprietan y habla –le respondió a través de Twitter el empresario Roberto Fantuzzi, Presidente de la Asociación de Exportadores de Manufacturas (Asexma).

– Mala cosa que el ex presidente Piñera meta más pelos a esta sopa que ya tiene varios. Esperemos conclusiones de la Fiscalía, no especulemos más –advirtió por su parte el industrial y banquero Andrónico Luksic, también a través de su cuenta de Twitter.

Y desde la Fiscalía, el fiscal Manuel Guerra, a cargo de la investigación, derramó un baldede agua fría sobre la versión del candidato. “No me parece adecuado especular. No tenemos antecedentes de que esto se refiera a relaciones de pareja”, señaló categórico.

Tan sorprendente como estas declaraciones de los candidatos derechistas resultó la postura sobre el terrorismo del senador Alejandro Guillier, abanderado de un sector de la “Nueva Mayoría” para ocupar el sillón de la presidenta Michelle Bachelet. Ocurrió después que desconocidos incendiaron siete camiones en la Araucanía y el candidato descartó que éste fuera un atentado terrorista porque no respondía a las características del terrorismo.

– El terrorismo lo cometen agentes del Estado –sentenció en tono didáctico.

“En los tratados internacionales y en el derecho comparado, el terrorismo es un concepto que refiere a la acción de agentes del Estado”, insistió Guillier para aclarar sus dichos debido a la ola de críticas que recibió. De ser efectiva esta definición, no es posible considerar como terroristas los recientes atentados en el Puente de Londres ni en el estadio de Manchester, que dejaron decenas de muertos, porque el “Estado Islámico” que los reivindicó no es un Estado que tenga la condición de tal sino una organización militar. Tampoco serían terroristas los atentados de Sendero Luminoso en Perú, las acciones del Ejército Republicano Irlandés o los asesinatos y sabotajes explosivos que cometió en Chile la organización nacionalista Patria y Libertad.

También en el Frente Amplio la candidata Beatriz Sánchez dejó perpleja a la audiencia cuando declinó adelantar si es partidaria de una salida al mar para Bolivia. “Por responsabilidad política no puedo contestar esa pregunta porque hay un litigio pendiente en La Haya”, dijo, durante el debate con el otro candidato de esa coalición, Alberto Mayol, el 24 de mayo. Como si esta indefinición fuera poca, adelantó que su programa de gobierno estará listo en agosto, es decir, un mes después de la elección primaria prevista para el 2 de julio, donde los votantes deberán elegir entre ella, Mayol, Piñera, Ossandón y Felipe Kast.

Gillier y Carolina Goic, de la Nueva Mayoría, no participan en esta primaria por los desacuerdos de los partidos que los apoyan, en otra demostración de “infantilismo electoral”, parafraseando a Lenin cuando habló de “infantilismo revolucionario”.


1 comentario:

  1. No es "infantilismo", no hay que insultar a los niños comparándolos con este ramillete de pajarracos ignorantes, ambiciosos, vanidosos incapaces. Muy bueno el artículo.

    ResponderEliminar