lunes, 5 de junio de 2017

CHILE ACUMULA UN CRECIMIENTO ESTE AÑO DE 0,13%, EL PEOR DESDE LA CRISIS DEL 2009


El presidente del Banco Central, Mario Marcel, dijo que el bajísimo resultado de abril, (según el Informe de Política monetaria (IPoM), se debió a tres días hábiles (laborales) menos que se registraron en dicho mes.

"Cuando nos preguntamos por la temperatura de la economía en ese mes, el índice no aparce tan bajo, porque "si consideramos cuál podrá ser el efecto de esos tres días menos, eso es del orden de 1,5%", lo cual, sumado al Imacec no minero (0,4%), "tenemos algo que empieza a acercarse a un crecimiento del 2%", indicó. 

"Por supuesto -agregó- que no es un crecimiento acelerado, no es un crecimiento excepcional, es relativamente modesto pero es algo que, como temperatura, es más sólido y menos frío que lo que parecería indicar el 0,1%". Cabe destacar que con el resultado del cuarto mes, la economía chilena medida por este índice acumuló un alza de 0,13% en los primeros meses del año, registrando uno de sus peores desempeños desde la crisis de 2009. 

Según informó el Banco Central, cabe consignar que el mes analizado registró tres días hábiles menos que abril de 2016. De acuerdo al informe, el Imacec minero cayó 4,0%, mientras que el registro no minero aumentó 0,4%. Este último se vio incidido por el incremento de los servicios, cuyo efecto fue parcialmente compensando por la caída de la industria manufacturera. 

El sistema financiero chileno está en una posición adecuada para enfrentar escenarios de tensión, aunque se aprecia un aumento gradual de los indicadores de riesgo de crédito, que podría continuar deteriorándose si se prolonga el bajo crecimiento de la economía, señaló el Banco.

En su presentación del Informe de Estabilidad Financiera del primer semestre, el Banco Central destacó que los sistemas de pagos funcionan con normalidad, aunque se debe seguir con atención los efectos en las finanzas del mercado laboral.

"Los desarrollos observados en el mercado del trabajo se han comenzado a reflejar en un deterioro de los indicadores económicos y financieros de los hogares", dijo el informe. Agregó que el endeudamiento de éstos continúa aumentando y que es la deuda hipotecaria la que más contribuye a esa tendencia. 

Respecto a las empresas, el Central indicó que su posición financiera no presenta mayores cambios respecto de informes previos. No obstante, "el menor dinamismo de la economía ha afectado en el margen el comportamiento de pago de las firmas". Marcel señaló que "es relevante el deterioro de los indicadores de no-pago de hogares y empresas 

No sólo es necesario que el costo del crédito sea bajo, sino también que hogares y empresas sean capaces de acceder a él, y de cumplir con sus obligaciones financieras, tanto por lo relevante que es para ellos mismos, como para la salud del sistema financiero". En el mercado inmobiliario, el informe destacó que sigue ajustándose y que es posible que desestimientos de compra se incrementen ante un mayor deterioro en el mercado laboral.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario