viernes, 16 de diciembre de 2011

HORROR: EUROPA CAMINA DE TUMBO EN TUMBO – NUEVAS AMENAZAS DE LA AGENCIA FITCH

La agencia de calificación de riesgo Fitch amenazó hoy con rebajar la nota de solvencia de España, Italia, Bélgica, Irlanda, Eslovenia y Chipre, porque la solución de la crisis de deuda soberana en la zona del euro "aún está lejos de ser alcanzada", indicó un comunicado.

Esto significa que la agencia coloca un punto más cerca del recorte a todos los países de la zona euro con grado de inversión que tenían Negative Outlook (Previsión Negativa), pasándola a Rating Watch Negative (Perspectiva de Calificación Negativa). Con esa medida, la deuda a largo plazo de España pasaría a situarse en AA-/F1+/RWN (Rating Watch Negative).

Explicó Fitch que espera decidir antes de finales de enero si rebaja las notas de estos países en uno o dos escalones.

Por el momento, de estos seis miembros de la zona del euro, Bélgica es el que mantiene mejor calificación, "AA+", un sobresaliente alto, seguido de España y Eslovenia, ambos con "AA-", un sobresaliente bajo.

A continuación figuran Italia, con A+ o un notable alto; Irlanda, con BBB+ o un aprobado alto; y Chipre, BBB, un simple aprobado.

El  Rating Watch Negative (RWN) indica que la calificación está sujeta a una revisión activa, y que ahora cuenta con una mayor probabilidad de degradación a corto plazo. Fitch espera completar la revisión a finales del próximo mes, cuando la deuda a largo plazo emitida por España podría perder su nota AA-.

En la nota publicada hoy, Fitch señala que la cumbre europea de la semana pasada deja fuera del alcance una solución completa para la crisis de la deuda, tanto desde el punto de vista político como técnico. "Pese a los positivos compromisos de los líderes europeos, sobre todo la decisión de acelerar la creación del Mecanismo de Estabilidad Financiera, y de rebajar la implicación del sector privado, las preocupaciones de Fitch previas a la cumbre no se han rebajado tras la cumbre", señala el comunicado. E indica como "particular preocupación la ausencia de un cortafuegos financiero creíble".

La agencia reconoce el esfuerzo de reforma y consolidación fiscal de los países amenazados, pero insiste en el impacto sistémico que la crisis de la deuda supondrá en los fundamentales del riesgo soberano.

Tras conocerse el comunicado de Fitch, la bolsas mundiales comenzaron a sufrir bajas, como se informó de Estados Unidos y de países europeos.

Banco Deutsche Bank

Fitch, que opera desde Londres, bajó también un peldaño la calificación crediticia a largo plazo del banco alemán Deutsche Bank hasta "A+", que corresponde a una calidad de inversión buena.

Fitch resolvió en esta forma durante la revisión que hace de bancos de inversión y universales en un entorno incierto y difícil que presiona los pronósticos de beneficio.

La bajada de la calificación también refleja que los retos derivados de una legislación más estricta, que obligará a Deutsche Bank y otros institutos de créditos a tener que adaptar sus modelos de negocio en sus actividades de banca de inversión más rápidamente de lo previsto inicialmente por el comité supervisor de Basilea.

Se desconoce todavía qué bancos universales y de inversión global serán los más fuertes una vez que se haya implementado la nueva legislación apropiadamente.

Fitch prevé que Deutsche Bank "seguirá siendo unos de los bancos líderes en la industria financiera" pero considera imposible predecir a corto plazo el impacto en los ingresos y costes con tantas partes en movimiento.

Deutsche Bank no está tan bien capitalizado como algunos de sus competidores, si bien Fitch anticipa que logrará a finales de este año un ratio de recursos de máxima calidad del 9% -como exigen las autoridades bancarias europeas para finales de junio de 2012- sin necesidad de incrementar más su capital externamente.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario