sábado, 24 de diciembre de 2016

Giacomo Marasso Beltrán
MURIÓ UN HUMANISTA QUE LUCHÓ POR LOS VALORES SOCIALES Y LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN
Profundo pesar en el periodismo chileno e italiano

Por Walter Krohne
Editor de Kradiario


Giacomo Marasso Beltrán ha dejado sorpresivamente la vida en la tierra a la edad de 68 años, a sólo cuatro días de su nuevo cumpleaños, en un momento en que trabajaba intensamente y con mucha convicción en su precandidatura a diputado por Santiago. Detrás suyo han quedado los recuerdos y sus enseñanzas como destacado periodista, activo dirigente gremial y buscador permanente de un camino en la vida que le permitiera llegar a ubicarse en una plataforma desde la cual poder hacer nuevos y mayores aportes a su profesión, a la libertad de expresión, a sus Patrias de Chile e Italia, a la amistad y al diálogo humano.
Hasta este año fue presidente metropolitano del Colegio de Periodistas de Chile, entregándole el mando, en agosto último, a la colega Ethel Pliscoff, quien comunicó hoy la triste noticia “con estupor y tristeza”, como lo ha destacado. Antes, Marasso  fue miembro del Consejo Nacional del Colegio de Periodistas de Chile, habiendo ocupado igualmente el cargo de vicepresidente.
Marasso realizaba sus trabajos en completa normalidad y estaba bien de salud esta semana. Sin embargo, a las 2 de la madrugada de ayer viernes sufrió un ataque cardíaco que le causó la muerte cerca de las 21 horas de anoche, a pesar de todos los esfuerzos médicos que se hicieron para estabilizarlo. Desde hoy sus restos serán velados en la Iglesia Jesús Nazareno Ubicada en Manuel Montt, muy cerca de Bilbao.

Autor de varias publicaciones,  entre ellas el libro "Italia en Chile, un amor  productivo”, en el que relató  los  pasajes más importantes en la historia de la obra artística, cultural, política, económica, social y deportiva que decenas de miles de italianos han construido en Chile durante 485 años. Este libro es un testimonio de cómo el saber vivir, el saber hacer, el saber pensar y el saber sentir de los italianos han cambiado a Chile y a los chilenos. Es un recorrido de cómo el heroísmo histórico, la luminosidad del conocimiento, la creatividad empresarial, el servicio público, la vocación solidaria y el entusiasmo deportivo de nuestro país han recibido el sustancioso aporte de mujeres y hombres nacidos en Italia y de los actuales “italianos en el mundo” nacidos y residentes en Chile.

Los temas que siempre lo inquietaron, además de las libertades de expresión y de prensa, fueron los derechos civiles y la acción social,  los derechos humanos, la política (era militante del PDC), la reducción de la pobreza y la ciencia y la tecnología.
.
Sus artículos que escribió en los últimos años para  Cooperativa, republicados también por KRADIARIO, reflejaron siempre sus  inquietudes políticas y sociales.

En uno de ellos decía, precisamente en KRADIARIO, “en un país “desordenado” como el nuestro hay que poner las cosas en su lugar. ¿Cómo es posible que se legisle primero para las empresas (autodenominadas como “medios” para santificar el negocio), después para los profesionales y si queda algo, para la ciudadanía? ¿No debiera ser exactamente al revés? (escrito en mayo de 2012, pero vigente hasta hoy).

La atomización de las normas legales sobre la Prensa, los medios y la Información y la falta de empoderamiento de la ciudadanía en sus derechos informativos fueron señalados por el periodista fallecido como los obstáculos antidemocráticos más importantes a superar en el actual momento que vive Chile en el ámbito de las comunicaciones, señalando además que en “el orden justo y necesario para lograr el pleno goce del derecho a la comunicación y a la información debe ponerse en primer lugar a la ciudadanía, en segundo lugar a los periodistas y en tercer lugar a las empresas. Esta priorización debe inspirar todo proceso de cambios y de movilización en torno a la profundización de la democracia”.

Un hombre destacado, escritor, académico, conferencista, dirigente y diplomático , nos ha dejado. Esto es un inmenso pesar para quienes lo conocimos de cerca. Para KRADIARIO es una pérdida grande que nos significa un pesar enorme, el que transmitimos por esta vía a los familiares, dirigentes del Colegio de Periodistas y colegas en general, como también a la Democracia Cristiana chilena y especialmente a la colonia italiana en Chile.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario