miércoles, 28 de diciembre de 2016

Andrónico Luksic contra Gaspar Rivas


EL PAÍS REQUIERE DE UNIDAD Y DE DIÁLOGO CONSTRUCTIVO QUE ACEPTE VALORES Y DIFERENCIAS
El empresario Andrónico Luksic declaró este miércoles que en el juicio contra el diputado Gaspar Rivas,  la resolución del tribunal “marcó un precedente a favor del respeto y la sana convivencia que requiere el país. El parlamentario fue sentenciado a 180 días de pena remitida por el delito de injurias graves en contra el empresario, a pagar una multa de 40 UTM ($1.847.320) y publicar el fallo en dos medios de comunicación.

A través de un comunicado, Luksic agradeció los gestos de apoyo y destacó la labor de Gendarmería que lo defendió en el momento en que decenas de manifestantes lo increparon en las afueras del Octavo Juzgado de Garantía cuando declaró en contra del parlamentario, lo que ocurrió después que el juez Daniel Aravena no permitió que el conocido empresario abandonara el tribunal por  una puerta lateral y no principal como tuvo que hacerlo.
Rivas calificó en varias oportunidades al empresario de "hijo de puta" y "delincuente de cuello y corbata", situación que originó la querella en su contra.

Luksic agregó en su declaración que “el país requiere unidad, requiere un diálogo constructivo, que acepte y valore las diferencias. Hoy más que nunca, para recuperar la confianza y el optimismo, Chile necesita que cada uno desde su propio ámbito cultive un clima de respeto, sin descalificaciones, sin violencia y con mucha transparencia. Chile y su progreso debe ser hoy nuestra primera y máxima prioridad", sentenció Luksic.
Mientras tanto, el diputado Rivas dijo desconocer si podrá o no seguir ejerciendo como diputado. “No tengo claro si podré seguir ejerciendo como diputado" pese a que el juez Daniel Aravena explicitó que dicha medida se debe concretar durante el plazo mencionado, declaró.

Rivas explicó que "la suspensión del cargo se produce cuando hay una pena aflictiva, pero si hay una sustitutiva, como en este caso, eventualmente podría no cumplirse dicha instancia".
Ante ello, anunció que junto a su abogado revisará el fallo que lo condena a 180 días de pena remitida por injurias contra Luksic y pagar una multa de 40 UTM.

Sin embargo, reveló que en caso de ser inhabilitado de sus funciones legislativas pensará si acata dicha orden o apela a la misma.
Sobre la resolución en sí, el desaforado diputado manifestó que "es bastante curioso porque los tribunales decidieron, pero la ciudadanía piensa otra cosa".

Al ser conultado sobre los dichos que terminaron en la querella del empresario y la posterior sentencia, reiteró que "no me arrepiento ni del fondo ni la forma, ya que se logró demostrar que todos debemos rendir cuentas ante la ciudadanía"

No hay comentarios.:

Publicar un comentario