lunes, 26 de diciembre de 2016

EL TERRORISMO VUELVE A RUSIA
Tras la caída en el Mar Negro de una aeronave militar rusa, modelo Tu-154, se estarían encendiendo otra vez las alarmas terroristas en Rusia, aunque las autoridades del Kremlin aseguraron que en este accidente no se trataría de un ataque terrorista, explicándose el hecho  más bien como un error del piloto o un fallo técnico, como  enfatizó el Kremlin.
.
El aparato despegó este domingo de Sochi rumbo a Siria y desapareció del radar sin dar ninguna señal de alarma y los equipos de rescate rusos siguen buscando en el  Mar Negro los cuerpos de las 92 víctimas.
.
En la nave siniestrada viajaban 19 militares, 9 periodistas rusos y 64 integrantes del coro y conjunto de danza Alexándrov, que iban a participar en las festividades de Año Nuevo en la base aérea siria de Jmeimim.
.
Como las causas del siniestro no están del todo claras, el presidente ruso, Vladimir Putin, ha ordenado abrir una investigación para averiguar qué pudo haber desencadenado la tragedia. Por el momento, son pocos los datos que se tienen sobre el suceso. El avión se estrelló poco después de haber despegado .
.
El ministro de Transportes ruso, Maxim Sokolov, descartó un atentado terrorista entre las causas probables del accidente, y apuntó al “estado técnico del aparato o un fallo de pilotaje” como las dos versiones prioritarias de la investigación. Igualmente, el Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) descartó la versión de "atentado" como causa del accidente del avión Tu-154 del Ministerio de Defensa.
El Ministerio de Situaciones de Emergencia de Rusia informó hoy que los buzos militares rusos hallaron hoy el fuselaje del Tu-154 
El fuselaje, en cuyo interior podrían encontrarse la mayoría de las víctimas mortales del siniestro, fue localizado en el Mar Negro a 1,7 kilómetros de la costa y a una profundidad de 27 metros.
El último gran atentado terrorista en este país tuvo lugar precisamente en diciembre de 2013, cuando dos ataques suicidas causaron 34 muertos en la estación de tren de la ciudad de Volgogrado. Putin, ordenó la pasada semana reforzar las medidas de seguridad dentro y fuera del país tras el asesinato del embajador ruso  y también por el atentado terrorista en Berlín.

Amenaza de Bomba

Mientras tanto este lunes en Moscú la amenaza de bomba obligó a las autoridades a evacuar hasta a 3.000 personas en tres terminales ferroviarios moscovitas, informó la agencia rusa TASS.
.
Las tres estaciones se encuentran en la misma plaza en el norte de Moscú. Tras recibir una llamada telefónica sobre la supuesta colocación de un artefacto explosivo, la policía de la capital rusa decidió evacuar inmediatamente las estaciones Leningrádskaya, Yaroslávskaya y Kazánskaya. La evacuación afectó tanto a los pasajeros como al personal de las estaciones, atestadas de personas que iniciaban sus vacaciones navideñas.
.
Tras rastrear las instalaciones, la policía informó que no se hallaron artefactos explosivos, agregó TASS.
.
Putin ordenó reforzar las medidas de seguridad tras el asesinato del embajador ruso en Turquía.
.
Asesinato de Karlov

El embajador acompañado de Putin
El asesinato del embajador Andrei Karlov, ocurrido a tiros en Ankara, en la inauguración de una exposición de fotos, cambio completamente el panorama político para Rusia. . El asesino  fue un policía turco, de 22 años, abatido a tiros por las fuerzas del orden, quien tras disparar dijo a viva voz: “¡No se olviden de Alepo, no se olviden de Siria! A menos que nosotros estemos todos seguros, ustedes tampoco sentirán seguridad. ¡Vuelvan, vuelvan! Todos aquellos que compartan esta opresión y tortura pagarán por ello”. “Solo la muerte me llevará de aquí”, señaló tras gritar varias veces “Alá es grande”.
Karlov tenía 62 años. Era el embajador de Rusia en Turquía desde julio de 2013. Antes había estado al frente de la embajada de Corea del Sur.
.
El ataque se produjo cuando Karlov estaba dando un discurso en el Centro de Arte Contemporáneo de Cankaya, en Ankara, a donde su atacante había accedido con su credencial de policía. Rápidamente, el embajador ruso en Turquía fue trasladado a una clínica cercana, pero nada se pudo hacer para salvarle la vida.
.
Este incidente, calificado por el Kremlin de “acto terrorista”, se produce la víspera de una reunión en Moscú entre los ministros de Exteriores de Rusia, Irán y Turquía para hablar sobre el alto el fuego en Alepo.
.
Para el alcalde de Ankara, Melih Gokcek, el objetivo del ataque era dañar las relaciones entre Turquía y Rusia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario